Seguridad, control y capacitaciones, los puntos más altos del Servicio Penitenciario Provincial

El Servicio Penitenciario Provincial señaló, a manera de balance, que cerró con un saldo altamente positivo el año 2018, siguiendo los lineamientos del Ministerio de Gobierno y habiendo cumplido con todos los objetivos propuestos en materia de seguridad, capacitación y formación de todos sus cuadros.


El S.P.P. día a día está cambiando el paradigma de su función específica dado que no solamente se centraliza en todo lo referido  al aspecto de seguridad y control, sino que fundamentalmente  está haciendo hincapié en la formación y capacitación de la población penal, para que una vez que los internos recuperen la libertad cuenten con las herramientas necesarias para defenderse en la vida ya sea aprendiendo un oficio o bien culminando sus estudios primario, secundario, terciario y/o universitario.

 

Atento a las fiestas de Navidad y Año nuevo y al cierre del ciclo lectivo y de los talleres de laborterapia, edición 2018, todas las autoridades, oficiales y suboficiales de las ocho unidades penales que se encuentran bajo la órbita del S.P.P.  organizaron diversas actividades para realizar la entrega de títulos, certificados y distinciones especiales para aquellos internos que se han destacado a lo largo de la presente temporada y de la cual participaron  las propias familias de los internos.

 

Por otra parte, en vísperas de las celebraciones de fin de año  y teniendo presente que se trata de fechas muy sensibles para los internos, la fuerza de seguridad –como es habitual – realizó requisas y relevamientos en general del estado de salud de cada uno de los internos en las ocho Unidades Penales, teniendo en cuenta los procedimientos y protocolos vigentes, respetando siempre los derechos humanos y para llevar tranquilidad y seguridad tanto a la población penal, como al personal y familiares que visitaron dichas instituciones Penitenciarias. Cabe destacar que no se registraron novedades de importancia ni disturbios de ninguna naturaleza que hayan provocado enfrentamientos  con los internos y mucho menos lesionados, llevando por este medio calma a toda la población en general, como así también al personal y sus familias.



Fuente: www.misionesaldia.com.ar Imprimir artículo